Se celebró la mesa redonda sobre “El estado de Asturias: ser o no ser. Entre la agonía del ayer y los desafíos del mañana”. Colegio y Asociación de Sociología invitaron a distintos representantes para evaluar la situación actual de Asturias. En la foto, de izquierda a derecha, Arsenio Valbuena, Nerea Eguren, Jacobo Blanco y Rodolfo García

Los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística, que sitúan el riesgo de pobreza en el Principado en el 9,9%, frente al 21,1% de media nacional, son una «paradoja», ya que «desde 2010 la economía ha ido francamente mal». Así lo aseguró ayer Sergio González Begega, profesor de Sociología de la Universidad de Oviedo, quien apuntó al elevado número de pensionistas de la región, que pese a la crisis «han mantenido más o menos su poder adquisitivo», como la principal explicación de unas cifras tan bajas.

A su juicio, el índice de pobreza, que disminuye desde 2004 en la región pese a las dificultades que atraviesa, está maquillado por el efecto de las pensiones, que «han servido para hacer más grueso el colchón de resistencia a la crisis», y aseguró que las retribuciones de los más mayores están manteniendo a flote a muchas familias asturianas. Pese a que las ayudas interfamiliares «nos están permitiendo vadear la crisis», González Begega defendió que suponen «una resistencia poco sostenible». Según su criterio, la cuantía de las pensiones no podrá mantenerse en el Principado, ya que ahora «las cotizaciones han bajado».
González Begega expuso esta tesis en la mesa redonda ‘El Estado de Asturias: ser o no ser. Entre la agonía del ayer y los desafíos del mañana’, en la que se abordaron los cambios económicos y sociológicos que ha vivido Asturias en los últimos años y en la que participaron varios expertos.
Arsenio Valbuena, presidente del Colegio Asturiano de Licenciados y Doctores en Ciencias Políticas y Sociología, coincidió con González Begega en que las pensiones contribuyen a rebajar la tasa de pobreza de Asturias y juzgó que suponen «una fortaleza circunstancial».
Rompió una lanza en favor de la actividad metalúrgica, que «tiene una larga trayectoria como sector clave en la región», y destacó su «solidez e internacionalización». Pese a las dificultades que atraviesa el metal, con conflictos en marcha como el de la multinacional Arcelor, Valbuena subrayó que, en estos momentos emplea a 40.000 trabajadores y que factura seis mil millones de euros.
Por su parte, Nerea Eguren, presidenta de la Asociación Asturiana de Sociología, apuntó que quienes reclaman cambios en el sistema español «no cuestionan la democracia, sino el funcionamiento del sistema de representación».
El sector de las TIC alcanza los 5.000 empleados en Asturias y puede ser fundamental para su futuro. En su nombre habló en la mesa redonda Rodolfo García, consejero delegado de Treelogic, quien aseguró que su compañía trabaja «en proyectos que aportan valor a la sociedad». Resaltó que su perspectiva empresarial es local y subrayó que en el Principado «ya nos hemos pegado demasiado».
En el acto participó también Mercedes Cruzado, secretaria de COAG-Asturias, que denunció la precaria situación de los ganaderos y auguró un «cierre masivo» en el sector si no se mejoran sus condiciones.

El acto tuvo lugar a las 19:00 en la Biblioteca Ramón Pérez de Ayala (Plaza del Fontán, Oviedo) y a él asistieron:

  • Mercedes Cruzado Álvarez, Secretaria General de COAG-Asturias
  • Nerea Eguren Adrián, presidenta de la Asociación Asturiana de Sociología.
  • Rodolfo García Lillo, consejero-delegado de Treelogic
  • Sergio González Begega, profesor de Sociología en la Universidad de Oviedo.
  • Arsenio Valbuena Ruiz, empresario y presidente del Colegio Asturiano de Licenciados y Doctores en CC.PP y Sociología

Moderó: Jacobo Blanco Fernández,  socio-director de Pragma Sociología Aplicada.